Crta. Alpartir (ZP-2152) km.1 - 50100 La Almunia de Doña Godina, Zaragoza
(+34) 976 60 09 56

Recetas de Semana Santa; la culeca escaldada

 

Ha pasado de un símbolo de ayuno y abstinencia a protagonizar un amplio recetario temático. Y es que no hay fecha como la Semana Santa para que podamos sacar un sinfín de recetas a cual más apetitosa sin necesidad de probar la carne, como manda la tradición cristiana para los Viernes de Cuaresma, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

Productos como el bacalao se convierten en estas fechas en producto estrella, junto con los potajes y con una gran variedad de postres que suelen tener en común el estar elaborados por productos muy básicos y de uso cotidiano.

Uno de ellos es el aceite de oliva virgen extra, que protagoniza algunas de las recetas más tradicionales de la Semana Santa en cualquier punto de España. Por eso, queremos dedicar nuestros post de estas próximas semanas a algunas de las propuestas gastronómicas más populares del recetario de estas fechas.

Receta de La Almunia

Empezamos con un dulce local, la culeca escaldada. Fina Tejero, panadera durante décadas en La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) nos proporciona esta receta, una variante de los múltiples tipos de culecas que se hacen en decenas de municipios. Elegimos esta por tres motivos; por su originalidad, por el protagonismo que otorga al aceite y, por supuesto, ¡porque nos encanta!

¿Por qué se llama culeca escaldada? Como decimos, este dulce típico se elabora en La Almunia de Doña Godina, al igual que otras culecas en las fechas próximas a Semana Santa. Todas estas tortas, dan lugar al conocido en nuestro municipio como “Día de la Culeca”, que se celebra el Domingo de Resurrección, y que tradicionalmente se pasa con familiares y amigos en el campo, llevando este postre para compartir.

El “apellido” de escaldada tiene su origen en el tratamiento que se da al aceite para elaborar la culeca. Frente a otros postres y bizcochos donde se utiliza en frío, para hacer una culeca escaldada el aceite debe estar bien caliente. Para comprobar su temperatura y no sobrepasar el “punto de humeo”, utilizaremos el consejo de introducir un trozo de pan en la sartén. En el momento en que empiece a freir, habremos alcanzado la temperatura adecuada, como ya hemos comentado en otros post.

Por lo demás, la culeca escaldada se elabora con ingredientes muy sencillos y no requiere demasiado tiempo. Aquí os dejamos la receta completa para unas cuatro culecas porque, como nos advierte Fina, esta torta no se hace de una en una, sino que se hacen varias para compartir o regalar.

 

PASO A PASO

 

-Calentamos el aceite de oliva virgen extra en una sopera hasta alcanzar el punto de humeo. Como hemos explicado en otras ocasiones, si se desea un sabor más suave recomendamos utilizar El Fuelle Empeltre porque es menos intenso que el aceite de oliva virgen extra de la variedad arbequina.

-Ponemos a hervir el agua con la cáscara de naranja y con los granos de anís y lo dejamos en el fuego durante unos 10-15 minutos.

-Mientras tanto, trituramos las avellanas.

-Una vez que el aceite está bien caliente, los vertemos sobre la harina y se remueve hasta mezclar bien. Recordamos que el aceite está caliente, así que hay que utilizar una pala de madera para este proceso.

-Una vez mezclado, añadir el agua colando los restos de naranja y anís y continuar removiendo la pasta.

-A continuación, hay que añadir el azúcar y las avellanas.

 

culeca escaldada de aceite de oliva virgen extra

 

-Por último, se abren los huevos sobre la masa y se van mezclando.

-Una vez que tenemos la pasta preparada la dividimos en cuatro partes iguales y le damos la forma de torta, redonda normalmente, reservando una pequeña parte de la masa. Se recomienda no hacer las culecas ni muy gruesas ni muy planas para que queden bien cocidas y no se partan al sacarlas del horno.

-Para finalizar, se pone un huevo sin cocer en el centro de la torta. Hacemos una capa fina con la parte de la masa que habíamos dejado sin usar y la utilizamos para cubrir el huevo, integrándola con el resto de la masa.

 

-Una vez que tenemos la culeca, cubrimos la superficie con huevo batido y un poco de azúcar.

-Por último, introducimos en el horno, en una posición no muy alta a unos 180º durante unos 40 minutos.

¡Y ya tenemos una rica culeca escaldada de La Almunia para comer a repizcón!

Comentarios (1)

Elena Tejero Martínez

Las mejores culecas escaldadas de La Almunia de Doña Godina, ningún panadero las hace hoy en día como las hacía la Fina

Deja un comentario

5 × 2 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies