Crta. Alpartir (ZP-2152) km.1 - 50100 La Almunia de Doña Godina, Zaragoza
(+34) 976 60 09 56

Vacaciones, un buen momento para mejorar el desayuno

 

Tal vez sea durante las vacaciones el momento del año en el que más cambiamos nuestros hábitos alimentarios.  Más comidas fuera de casa, hoteles con variados bufet para el desayuno, aperitivos… Por lo general estos cambios se asocian a más comidas al día y más cantidad de forma que en la vuelta a nuestra rutina solemos pensar en quitarnos algún kilo extra que hemos cogido en el periodo estival.

Hoy os proponemos darle la vuelta a esta tendencia y aprovechar el verano para mejorar nuestro hábitos durante una de las comidas más importantes del día, el desayuno.

Según el estudio “Estado de situación sobre el desayuno en España”, presentado el pasado mes de febrero por la Fundación Española de Nutrición, sólo un 25% de la población realiza un desayuno completo frente a un 37% que lo hace de forma “aceptable” y un porcentaje del 38% calificado como “incompleto”.

Desayuno para niños

El tiempo que le dedicamos y la utilización de productos procesados, tipo bollería o cereales azucarados, hace que el aporte de azúcares y grasas saturadas sea superior a lo recomendado y esta es, además, una tendencia que se acentúa en el caso de los niños y los adolescentes que, según el estudio, tienen un mayor aporte de energía a través de estos productos que la población adulta.

Sin duda esta es una tendencia a corregir y tal vez las vacaciones, con menos prisas, sea un buen momento para concienciarnos sobre la necesidad de crear hábitos saludables para el desayuno.

Otro factor que hace del periodo estival un buen momento es la abundancia de frutas de temporada. Para los que vivimos en la ribera del Jalón, donde se localiza Aceites Lis, contamos además con la importante ventaja de disponer de una gran variedad de frutas y hortalizas de gran calidad en verano, así que podemos incorporar este tipo de ingredientes con gran facilidad.

 

 

La Almunia de Doña Godina y su entorno es una zona con una importante tradición productora no sólo de aceitunas, sino también de cerezas, paraguayos, albaricoques, nectarinas, melocotones y manzanas, además de todo tipo de productos de la huerta zaragozana.

Todos estos productos forman parte de uno de los tres grupos de alimentos que, según la Fundación Española de Nutrición, no deberían faltar cada día en nuestro desayuno.

¿Por qué incorporar fruta al desayuno?

Si hablamos de la fruta de verano su sabor y su presencia ya serían dos puntos a favor para hacer nuestro desayuno más apetecible. Pero, es que además de esto, tiene importantes ventajas para nuestra salud.

Una de las más sencillas es su aporte de hidratación a nuestro organismo. Con el desayuno ingerimos el primer líquido diario tras horas de ayuno y este puede venir directamente de frutas como la sandía, el melón, el melocotón o si lo prefieres, de otros productos de temporada de la huerta como el tomate o el pepino.

Además de esto, el grupo de frutas y verduras no aportarán, en mayor o menor medida según el producto que elijamos, hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales.

Consejos para incorporar la fruta en nuestro desayuno

-tomar la fruta entera. Aunque los zumos y los batidos son una opción, al elaborarlos perdemos parte de las vitaminas y la fibra de la fruta y se produce una mayor concentración de azúcar. Además, lavar y corta la fruta es menos laborioso.

-en verano podemos poner en la mesa un plato con fruta troceada para los niños la consuman con mayor facilidad.

-elegir fruta de temporada. Todos los beneficios que nos aportan están en su mejor momento y así contribuimos además a un consumo más responsable y sostenible.

Para terminar con este grupo de alimentos sólo recordamos que sólo un 2,8% de los niños participantes en el estudio de vigilancia del crecimiento, alimentación, actividad física y desarrollo infantil y obesidad, ALADINO,  hacen un desayuno completo formado por fruta, lácteos y cereales.

Otros alimentos básicos en el desayuno

Estos dos últimos grupos, lácteos y cereales, completan los tres tipos de alimentos que la Fundación Española de Nutrición considera básicos para un desayuno completo que, según los estudios, debe aportarnos entre el 20 y 25% de las necesidades energéticas diarias.

Los lácteos nos aportan proteínas, grasas e hidratos de carbono y se pueden incorporar a través de la leche, el yogur, los quesos y la mantequilla. Por otro lado, en el grupo de cereales y derivados nos encontramos con algunas recomendaciones como consumir preferentemente cereales integrales o de grano entero que nos aportan más fibra y evitar aquellos que llevan una gran cantidad de azúcares.

 

 

El pasado 1 de julio entró el vigor la conocida como “nueva ley del pan” en la que se contemplan medidas como la reducción del IVA para los panes elaborados con harinas integrales, que ha bajado del 10% anterior hasta el reducido del 4%, igualándose así a los panes elaborados con otro tipo de harinas.

Cuarto grupo con aceite de oliva virgen extra

Pero las conclusiones del estudio sobre esta comida en España no se quedan allí y recomiendan añadir un cuarto grupo de alimentos en nuestra ingesta matutina.

Incorporar aceite de oliva virgen extra en el desayuno u otros productos como frutos secos, huevos, jamón, café, miel, mermelada o legumbres de forma variada -apuntan desde la Fundación Española de Nutrición- nos ayudaría a corregir los tres principales déficits del actual desayuno:

-demasiado ligero

-incompleto nutricionalmente

-poco variado

En este último aspecto, solemos utilizar cada mañana los mismos alimentos mientras que la recomendación general es hacer el desayuno variado, como cualquier comida o cena. Esto parece un poco contrario a nuestra costumbre y, para ayudaros, podéis seguir este enlace a la Fundación Dieta Mediterránea, donde encontrareis desayunos y menús completos para cada día utilizando productos de temporada.

¿Qué aporta el aceite de oliva virgen extra en el desayuno?

Respecto al aceite, y como ya hemos comentado en anteriores post de este blog, su consumo nos aporta múltiples beneficios para la salud. Al incorporarlo en el desayuno contribuimos a la ingesta de ácidos grasos esenciales que nos proporcionan energía y ayudan a proteger nuestro sistema cardiovascular.

Si lo unimos a un pan integral de calidad, evitamos otro tipo de grasas menos saludables como las de la bollería, al mismo tiempo que aumentamos la ingesta de fibra, facilitando el tránsito intestinal.

Por otro lado, el aceite de oliva virgen extra es rico en vitamina E y antioxidantes, más aún si nos inclinamos por aceites de la máxima calidad, en los que se da una mayor concentración de polifenoles y antioxidantes naturales. Esto, combinado con otros alimentos de temporada como el tomate que también los tiene, nos da una combinación perfecta para empezar el día.

Y es que, si el desayuno debe aportarnos un 25% de la energía diaria, la media de lo que los españoles consumimos cada mañana se queda apenas en el 16% así que, prueba a seguir estas recomendaciones para empezar el día de la mejor forma posible.

Port Relacionados

Deja un comentario

1 × 5 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies