Crta. Alpartir (ZP-2152) km.1 - 50100 La Almunia de Doña Godina, Zaragoza
(+34) 976 60 09 56

Aceite de oliva virgen extra, un aliado para la circulación sanguínea

 

Nos encanta el verano pero las altas temperaturas que nos acompañan muchos días en esta época no ayudan para mantener a raya ciertos problemas de salud que nos afectan a muchos en estos días. A medida que el mercurio sube en los termómetros empezamos a notar cómo se incrementa esa sensación de cansancio generalizado y de pesadez en las piernas y que suele ser un síntoma de problemas de circulación.

Las mujeres, y especialmente a partir de los 35 años, solemos vernos más afectadas por este tipo de dolencia conocida como “síndrome de piernas cansadas”, una situación que se ve agravada por la edad y por otros factores no controlables como la predisposición genética o el estado hormonal.

Sin embargo, tanto para esta como para otras enfermedades relacionadas con la circulación de la sangre, hay otros factores que pueden ayudar en la prevención y, uno de ellos es la alimentación.

Los problemas de circulación sanguínea guardan una estrecha relación con la cantidad de grasa que se acumula en nuestras arterias y que puede obstaculizar el flujo sanguíneo. A esto se añade que el efecto vasodilatador que el calor tiene sobre nuestras venas y que nos genera esta sensación de pesadez y cansancio cada verano que afecta especialmente a nuestras extremidades inferiores.

Como ya sabes, el aceite oliva virgen extra es la grasa más saludable para incorporar a nuestra alimentación, porque evita el aumento del colesterol “malo” y, por lo tanto, ayuda a prevenir todo tipo de patologías derivadas de la acumulación de grasas en nuestro organismo.

De hecho, según el estudio Predimed sobre los efectos nutricionales de la dieta mediterránea, el consumo de este tipo de alimentación, en el que uno de los pilares es el aceite de oliva virgen extra, es capaz de reducir hasta en un 66% el riesgo de problemas circulatorios en las extremidades.

Dieta rica en aceite de oliva virgen extra

La alimentación es pues, uno de los grandes aliados para prevenir y mantener a raya este tipo de dolencias. Una de las buenas prácticas alimentarias para evitar los problemas de circulación sanguínea es evitar el consumo de grasas saturadas y de alimentos ultraprocesados. En la medida de que sustituimos esas grasas saturadas por otras monoinsaturadas, como el aceite de oliva virgen extra, nuestro organismo se verá beneficiado no solo por su incidencia positiva en los niveles de colesterol, sino también por el gran aporte de vitaminas y antioxidante de este producto.

Alimentos y factores de riesgo para problemas circulatorios

Si hiciéramos una lista de alimentos que perjudican en este tipo de patologías, a los alimentos ultraprocesados y al consumo de grasas saturadas tendríamos que añadir las comidas picantes, la sal (muy presente también en los primeros) y todos aquellos que afectan a los niveles de azúcar en el organismo.

De hecho, si volviéramos a los factores de riesgo para las enfermedades relacionadas con la circulación sanguínea, ser diabético, fumador y tener una presión arterial y un colesterol alto serían los principales factores de riesgo, junto con la edad, especialmente en patologías como la arteriopatía periférica o la ateroesclerosis, que afectan a un alto porcentaje de la población a partir de los 50 años.

Una alimentación adecuada, que sustituya las grasas saturadas por otras grasas saludables, como el aceite de oliva virgen extra El Fuelle, será pues un gran aliado en la prevención de este tipo de patologías pero, si tu gran problema son estos días de gran calor, aquí van unos consejos que te ayudarán a sobrellevar los problemas de circulación en las piernas derivados en las altas temperaturas.

Cinco consejos para evitar y calmar las molestias de la mala circulación

-Evita estar mucho tiempo en pie sin moverte o sentado. Cualquiera de las dos opciones agravará tu malestar, así que, cada cierto tiempo, camina cinco minutos o haz algún tipo de ejercicio.

-Hidrátate, bebe mucha agua e hidrata tu piel. Aprovecha esto último para hacer un masaje con tu crema hidratante habitual siempre en forma ascendente.

-Usa ropa holgada y tejidos frescos. Evita siempre la ropa ajustada y usa un calzado amplio y con el tacón adecuado.

-No expongas tus piernas al sol u otras fuentes de calor, recuerda que el calor agravará tu malestar.

-Camina, nada, pedalea y, si no haces ejercicio, pon los pies elevados y haz movimientos con los tobillos para ayudar a la circulación sanguínea.

 

 

¡Recuerda, usa aceite de oliva virgen extra, es un gran aliado en tu salud y el ingrediente perfecto para dar sabor a todas tus comidas de verano!

Encuentra tu favorito en la Oleoteca de Aceites Lis

Deja un comentario

ocho − ocho =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies